DESCUBRE TODO LO QUE EL COLÁGENO PUEDE HACER POR TI Y TUS DEFENSAS

¿Te has notado más cansad@ de lo habitual? ¿Te han salido llagas o erupciones en labios o encías? ¿Has sufrido alguna infección de orina? Estos son algunos de los síntomas de una bajada de defensas, e indican que tu sistema inmunitario está débil. Existen muchos factores que lo desequilibran, como el estrés, el sedentarismo o una alimentación no demasiado saludable. ¿El resultado? Nos volvemos más vulnerables a las enfermedades.

.En estos tiempos difíciles que nos toca vivir, la salud es hoy, más que nunca, nuestra principal preocupación. Y es que si algo nos deja claro esta pandemia es la fragilidad de la salud. Especialmente ahora que llega el frío y las defensas bajan, tener un sistema inmunitario fuerte puede ser decisivo, ¿verdad?

Hay muchas formas de mantener nuestras defensas a pleno rendimiento para resistir el invierno y no sucumbir a los virus. Lo primero que debes hacer es tratar mantener unos hábitos de vida saludables, pero existen otras formas de darle un empujoncito a tu sistema inmunitario. Vamos a repasar los más importantes. 

CUIDAR LA ALIMENTACIÓN

Toda dieta debe incluir suficientes vitaminas y nutrientes. Para conseguirlo, lo mejor es conseguir que sea equilibrada y también debes beber mucha agua, ya que hidratarse es fundamental para que el organismo funcione.

MANTENER A RAYA EL ESTRÉS

No es fácil pero tampoco es imposible. El estrés debilita nuestras defensas y debemos mantenerlo a raya. Otras condiciones psicológicas como la ansiedad, la angustia, la depresión o el pánico son igualmente nocivas. Acude a ayuda profesional si lo necesitas y recuerda que en tu día a día, hay algunas cosas que sí puedes hacer. Por ejemplo, practicar ejercicio con regularidad consigue ponernos de buen humor además de mantenernos ágiles y fuertes.

Otra gran medicina es disfrutar de los beneficios de la risa: escuchar programas que te hagan reír o ver películas divertidas. ¡Todo ayuda! También es importante reforzar tu círculo social, así que estrecha la relación con amigos y familiares.

El yoga y la meditación se han mostrado eficaces para ayudarnos a bajar las pulsaciones, mantener la mente serena y controlar las preocupaciones, por lo que también es muy beneficioso incluirlo en tus rutinas.

el colageno mantiene a raya el estres

DORMIR LO SUFICIENTE

¿Sabías que cuando cuando duermes, las funciones de tu cerebro y tu cuerpo siguen activas? El sueño es un complejo proceso biológico que ayuda a que te mantengas saludable. Entre otros muchos beneficios, el sueño es utilizado por nuestro sistema inmunitario para regenerarse, lo que le permite luchar con eficacia contra contra las toxinas y los gérmenes que de forma continua nos amenazan.

TOMAR EL SOL

El sol es un gran aliado de nuestra salud. Al tomarlo (eso sí, siempre con protección), consigue aumentar el número de glóbulos blancos o linfocitos, las células encargadas de la primera defensa frente a la infección. Además de mantener una barrera inmune fuerte, el sol favorece la salud tanto física como mental.

RESERVAS DE COLÁGENO

En el caso de nuestro sistema inmunitario, hay una proteína que te va a ayudar especialmente: el colágeno. De forma natural, esta proteína es muy abundante en nuestro organismo, y es clave para el funcionamiento de los huesos, los cartílagos, los músculos, los dientes y la piel. Con tejidos desgastados o afectados, especialmente por causas como el sobresfuerzo o la edad, es importante un aporte adecuado de colágeno, que ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga.

Pero el colágeno no solo se encarga de los tejidos (piel, huesos, tendones, cartílagos, músculos y otros), sino que es el mejor sistema para fortalecer nuestras defensas, gracias a su alto contenido en glutamina. La glutamina es un aminoácido que juega un papel determinante a la hora de mantener un sistema inmunológico saludable, ya que ayuda a mantener las células del sistema inmunológico en condiciones óptimas y fortalece a estos importantes soldados en sus batallas contra los intentos de invasión de los microbios.

También se ha demostrado que el colágeno es increíblemente beneficioso para el intestino gracias a su poder antinflamatorio. Al encontrarse en todo el tracto digestivo, el colágeno apoya la función intestinal: permite que el cuerpo absorba mejor los nutrientes de los alimentos que consumimos y sana los tejidos conectivos que revisten el tracto digestivo.

reservas de colageno

¿CÓMO TOMAR COLÁGENO?

A medida que envejecemos, nuestro cuerpo deja de producir proteína de colágeno de forma natural. Ese es el motivo de que nuestra piel se arrugue cada vez más, nuestro cabello pierda hidratación y nuestras articulaciones comienzan a doler. Y, como hemos visto, también nos hace más propensos a contraer enfermedades. Así que suplementarse con colágeno no sólo beneficia a nuestros tejidos; también a nuestra salud general y a nuestro sistema inmune.

Existen muchas formas de tomar colágeno y en Green Vida las tenemos todas. En polvo, en cápsulas, en formato caldo de huesos, o en sobres con sabores tan deliciosos como el mate, la cúrcuma, el chocolate, el café, la naranja o las bayas. Puedes elegir entre una gran variedad de formatos que se ajustan a la edad, las condiciones físicas y las necesidades individuales que tengas. Y en pocas semanas notarás los resultados en la piel, el cabello, las uñas… pero también en tu sistema digestivo, en tu energía y en tus defensas. Descubre todos los productos con colágeno aquí y elige el que más te convenga. ¡Y plántale cara al invierno!

Post

Featured products