Fideos Konjac: ¿Son saludables?

¿Alguna vez has imaginado disfrutar de un plato de pasta y sentirte totalmente libre de culpa? Los asiáticos llevan siglos haciéndolo. La planta konjac se utiliza en la cocina japonesa desde hace más de 1.400 años y sólo recientemente se ha introducido en los mercados occidentales (¡por fin!). Descubre más sobre esta alternativa a la pasta tradicional y cómo podría ayudarte a alcanzar tus objetivos de salud.


¿Qué es el Konjac?


El konjac es simplemente una planta originaria del sudeste asiático que se ha utilizado en su cocina y medicina tradicional durante siglos. Hay que prestar especial atención no a la flor de la planta, sino a su raíz, de la que se extrae el glucomanano, un tipo de fibra que absorbe cantidades récord de agua, hasta 50 veces su peso.


El glucomanano se utiliza para fabricar pasta, fideos, arroz y suplementos dietéticos. No contiene carbohidratos, es muy bajo en calorías y tiene un fuerte efecto alcalinizante, a la vez que su sabor es neutro. Esta fibra reduce los niveles sanguíneos de colesterol LDL (colesterol malo) y de glucosa, aumenta la sensación de saciedad, ayuda a la digestión y a la eliminación de toxinas del cuerpo, además de favorecer la microflora beneficiosa de los intestinos. 

Beneficios para la salud de los fideos Konjac


Control del azúcar en la sangre


Los fideos konjac, también llamados pasta shirataki o “miracle noodles”, no contienen carbohidratos. Esto significa que es un alimento con un índice glucémico extremadamente bajo. Además, la fibra soluble que contiene la pasta shirataki puede ralentizar la velocidad de absorción de los carbohidratos por parte del organismo.  


Una investigación publicada en la revista “Diabetes Care” arroja resultados interesantes. Un grupo de control que comió un alimento de prueba enriquecido con fibra de glucomanano de konjac tuvo un nivel de azúcar en sangre en ayunas más bajo que otro grupo que comió un alimento que contenía una cantidad comparable de fibra de trigo.


Otros estudios sobre personas con diabetes o resistencia a la insulina muestran que el consumo de pasta de konjac puede reducir los niveles de hemoglobina A1C e insulina, siempre que se consumen con regularidad.


Control del peso


Los fideos hechos con harina de glucomanano tienen en realidad un 97% de agua y sólo un 3% de fibra, por lo que es fácil entender por qué son tan bajos en calorías. Los fideos de konjac son ideales cuando se trata de saciar. La fibra soluble se aumenta hasta 50 veces más que su volumen original tras absorber agua u otros líquidos. Esto provoca una rápida sensación de saciedad. 100g de fideos de konjac contienen sólo 7 calorías, lo que los convierte en una gran alternativa a la pasta y el arroz para todos aquellos que buscan reducir las calorías.


Sin gluten


Para los amantes de la pasta, no tener gluten puede parecer mucho más difícil que una simple modificación de la dieta. Tanto si sigues una dieta sin gluten debido a una enfermedad celíaca, una sensibilidad al gluten o una preferencia personal, ya no tienes que renunciar a tus platos favoritos. A diferencia de las pastas tradicionales hechas de harina de trigo, los fideos de konjac están 100% libres de gluten y son seguros para los celíacos (¡si eres celíaco, comprueba siempre el envase!).


Salud digestiva


La raíz de konjac es rica en el mejor amigo del intestino: la fibra soluble. Contiene hasta 4,5g de fibra por cada 100g de producto. Esta fibra dietética en los fideos shirataki sirve como prebiótico. Favorece el crecimiento de las bacterias buenas en el tracto intestinal y una mejor salud del intestino. Los prebióticos también disminuyen la hinchazón y alivian el estrés. La fibra también es útil para prevenir la tensión del estreñimiento. Regula los movimientos intestinales favoreciendo un colón y un sistema intestinal más sanos.


Contenido nutricional frente a la pasta normal


La raíz de konjac es una fuente muy rica en minerales. Contiene micronutrientes como calcio, fósforo, hierro, zinc, manganeso, cromo y cobre. La pasta elaborada a partir de la planta de konjac contiene unos 16 tipos de aminoácidos y nada de grasa. Por ello, puede reducir el colesterol LDL y los niveles de azúcar en sangre. El konjac también actúa como suplemento de calcio, limpia el estómago, los intestinos y ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo.


Es una alternativa natural a la pasta, sin gluten y baja en carbohidratos. También es muy baja en calorías, una ración de 100g de fideos de konjac sólo tiene 7 calorías. En comparación, una ración de 100g de pasta de trigo tradicional contiene una media de 339 calorías, 75g de hidratos de carbono y un 14% de gluten. 

 

 

¿Cuáles son los ingredientes de la gama konjac de Diet Food?


El principal ingrediente de los fideos Diet Food es el glucomanano, una fibra hidrosoluble derivada de la raíz de la planta konjac, que se cultiva principalmente en China y Japón. Desde hace más de 2.000 años, los asiáticos han aprovechado los beneficios para la salud del glucomanano en su dieta diaria, utilizándolo para hacer pasta y como espesante de salsas.


¿Qué sabor tiene el konjac de Diet Food? ¿Saben igual que la pasta de trigo tradicional?


La pasta konjac de Diet Food tiene una textura ligeramente diferente a la de la pasta normal; es más gomosa, por lo que hay que masticarla. Tiene un sabor muy neutro y tomará el sabor de cualquier salsa que utilices. Siempre mantiene su textura / forma y no se cuece en exceso como la pasta tradicional. 


Al abrir el paquete de fideos es posible que note un fuerte olor a pescado. Los fideos están envasados en agua que absorbe el olor de la raíz de konjac. Poner los fideos bajo el agua en un colador durante un minuto ayuda a eliminar este potente olor.


¿Cómo utilizar la pasta konjac?


  1. Aclarar la pasta bajo el agua caliente.
  2. Hervir o freír durante 2-3 minutos en tu salsa favorita.
  3. Sírvela y a disfrutar!

 

Consulta nuestra gama de productos de konjac aquí.

 

 

Post

Featured products