GRIPE KETO: ¿QUÉ ES? SÍNTOMAS Y REMEDIOS

La gripe cetogénica es simplemente una manifestación de los cambios metabólicos que experimenta el cuerpo al implementar la dieta keto. No es realmente una gripe ni es contagiosa ni peligrosa, pero puede ser desagradable. Suele ocurrir al comenzar la dieta y la mayoría de personas experimentan sus síntomas durante las primeras dos semanas.

SÍNTOMAS DE LA GRIPE DE KETO: 

  • Dolor de cabeza 
  • Fatiga
  • Dificultad para concentrarse 
  • Falta de motivación 
  • Mareos
  • Antojos de azúcar 
  • Calambres musculares 
  • Náuseas
  • Dolor de garganta 
  • Insomnio
  • Irritabilidad

Los síntomas de esta gripe suelen desaparecer en pocos días a medida que el cuerpo se adapta a ella. Aquí hay algunos remedios que acelerarán la recuperación:

 

MANTENTE HIDRATADO 

La deshidratación es la causa más común de la gripe keto. Mantenerse hidratado es muy importante, especialmente al principio de tu viaje por la keto debido a la pérdida de minerales durante la fase de adaptación. Se recomienda beber 2,5 litros de agua durante la primera semana de keto. 

 

BEBE CALDO DE HUESOS 

Una gran manera de prevenir y evitar la “gripe keto” es reponer el cuerpo con electrolitos como el potasio y el sodio. El caldo de huesos hidrata tu cuerpo mientras que refuerza tu sistema inmunológico con minerales esenciales, ayudándote a compensar algunas de las molestias que puedas sentir. Tenemos una selección de caldo de huesos de res de libre pastoreo que pueden abastecerte antes de comenzar el viaje a Keto.

 

REDUCIR GRADUALMENTE EL CONSUMO DE CARBOHIDRATOS 

 

El “shock” inicial de tu cuerpo al comenzar la dieta cetogénica tiene mucho que ver con la eliminación de azúcares y alimentos procesados. En lugar de reducir los carbohidratos rápidamente, puedes pasar una semana, o incluso un mes, reduciendo gradualmente la ingesta de carbohidratos.

Por ejemplo, trata de reducir tu consumo de carbohidratos en 20g por día. Este no es un número significativo, pero dentro de unos pocos días te darás cuenta de que no estás tan lejos de la ingesta neta de carbohidratos de 20-50g permitida en la dieta cetogénica.

HAZ EJERCICIO SUAVE 

Durante la adaptación, puedes experimentar dolores de cabeza, debilidad muscular, calambres y fatiga. Aunque no se recomienda un entrenamiento intensivo en esa etapa, los ejercicios cardiovasculares de bajo nivel, como el yoga, el pilates e incluso la caminata, pueden aliviar algunos de los síntomas, incluyendo la tensión muscular y el dolor corporal en general.

 

AUMENTAR LA INGESTA DE GRASA - ESPECIALMENTE LOS MCT 

La primera semana de la dieta cetogénica es el período más difícil para tu cuerpo debido a que es cuando aprende a utilizar la grasa y las cetonas para obtener energía en lugar de la glucosa. El aumento del consumo de grasa ayuda a tu cuerpo a adaptarse a este metabolismo. Recuerda comer grasas saludables que se pueden encontrar en productos como el aguacate, las nueces, la semilla de chía, el pescado azul, el aceite de coco y el aceite de MCT. Añadir una o dos cucharadas extra de aceite MCT a tu ensalada aumentará significativamente tu consumo de grasa.

Post

Featured products